11.23.2017

Llegan los "Vespawatches"


Bajo licencia oficial de Piaggio llegan a España, de la mano de Diverso, los nuevos relojes de la marca Vespa, con un estilo e identidad que harán las delicias de todos los amantes y aficionados de esos carismáticos scooters italianos. Los modelos que estarán en el mercado se dividen en tres colecciones: la Irreverent, en donde se quiere destacar el espíritu joven, divertido y aventurero, con precios que estarán entre los 90 y los 98 €, y que comprende cinco versiones distintas.

La otra colección se denomina Heritage, con un estilo más vintage y retro, se compone de 10 versiones a precios entre los 148 € y los 156 €.

11.20.2017

La tontería del día: el cubo acrílico de Omega


Si hace unos días pudiera parecer que G-Shock en su última campaña, en donde regalaban un libro "con sorpresa en el interior", daba muestras de un cierto "desperdicio de recursos", que nadie piense que marcas relojeras de reconocido prestigio hacen cosas mejores. Ni mucho menos. Creo que en algún sitio os contamos (aunque no encuentro el post) que Omega había inaugurado hacía poco un edificio dentro de su factoría Suiza. Como recuerdo, ¿sabéis qué les dieron como obsequio a los invitados? Un cubo de plástico. La cosa más absurda, insulsa y derrochadora que se pueda pensar, y el objeto con más probabilidades de terminar en la basura. No quiero ni imaginarme la cara de los que fueron de invitados tan contentos, y se volvieron a sus casas con un trozo de plástico en la mano. De una marca como Omega uno cabría esperarse algo mejor, un detalle más cuidado, pero ya veis: parece que todos sus ahorros se los gastaron en la construcción del nuevo edificio.

Eso no es todo, porque si de regalos inútiles e inservibles se trata, las marcas de relojería se llevan la palma. Sin salir de Omega, tenemos su parche, regalo por su 60º Aniversario (sí, se han herniado regalando eso); Cartier, tan elitistas ellos, regaló un estúpido puzzle que ni un niño de seis años lo habría diseñado peor; Invicta, en la feria de Baselworld 2013, les dio a sus invitados VIP un lápiz; IWC, tapones para los oídos (¡toma ya!, válidos si tienes los oídos de Superman, claro, porque a ver quien es el listo que se mete esa pedazo goma ahí y vive para contarlo), y Swatch (bueno, de estos se puede esperar de todo) el año pasado regalaron a personalidades un papel de regalo con ocasión del día de los enamorados (para ahorrarse el regalo, regalaron el papel..., es que suena hasta gracioso).

11.10.2017

Fortis Cosmonautis Stratoliner, una reedición de los más avanzados relojes de la Guerra Fría


Con un nombre tan impresionante como el de Fortis Cosmonautis Stratoliner Parabola LE, esta última realización de Fortis, dentro de su colección Cosmonautis, tiene todas las papeletas para ser un modelo de éxito y de "empobrecimiento" de muchas carteras. Se trata de un cronógrafo mecánico, con un diseño que se remonta a 1962, y que su esfera con fondo blanco y elementos frontales en contraste han sido pensados para mejorar su visibilidad en cualquier condición de luz.

Como bien sabéis -y si habéis hecho novillos en clases de ciencias naturales, os lo explicamos nosotros- la estratosfera es la parte de la atmósfera que rodea la tierra, y que se encuentra entre los 15 a los 50 km por encima del nivel del mar. Al contrario que en la troposfera (la atmósfera más cercana al suelo, de "tropos", "giro", porque es donde ocurren los fenómenos atmosféricos climáticos más importantes), y que se sitúa entre los 0 a 15 km (de 17 a 20 km en el ecuador, y más baja en invierno que en verano por la incidencia de la tropopausa -situada entre la troposfera y la estratosfera-) en la troposfera la temperatura puede variar enormemente, desde los -60ºC a los 0ºC, debido a la radiación ultravioleta absorbida por la capa de ozono, convirtiendo la radiación en calor.

11.07.2017

La policía cambia sus G-Shock por los relojes Aviador


Yo debo estar muy equivocado. Cuando últimamente he visto en las noticias de estos días los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y en la mayoría de ellos veo relojes de G-Shock, parece ser que son ilusiones mías. Cuando veo en las muñecas de bomberos y un gran número de personal de emergencias, además de trabajadores de alto riesgo, modelos de G-Shock, debe ser que sufro alucinaciones.

Obviamente en el párrafo anterior he sido irónico, y el titular de este post está hecho a posta con la misma ironía. Lo digo porque me llamó la atención la nota de prensa que el pasado mes emitió la marca española Aviador, del Grupo Ayserco, en donde presumían de su SmartWatch Aviador (según ellos, "el primer Smartwatch español", y esto me suena ya a algo por desgracia muy conocido), y que era tal su éxito de ventas que los Cuerpos de Seguridad españoles habían adquirido la asombrosa cifra de 10.000 unidades.